El agua es un bien preciado y el gesto de ahorrarla debería realizarse por todo el mundo en cualquier momento y en cualquier lugar, ya que es un recurso que hay que cuidar por ser escaso y de difícil acceso para muchos. Según distintos estudios, en el año 2050 se prevé que la demanda de agua aumente un 55 % y se estima que 240 millones de personas permanezcan sin acceso a agua limpia y 1.400 millones, sin acceso a servicios básicos de saneamiento. De ahí que este mes en Gi Well, coincidiendo con el Día Mundial del Agua, hablemos de la importancia de ahorrar agua en la oficina; un lugar donde pasamos una parte muy importante de nuestro tiempo.

 La gran parte de nosotros conocemos la importancia de cuidar un recurso tan valioso como el agua, y no solo en casa, sino también en nuestro lugar de trabajo; donde es fundamental que nos mantengamos hidratados para ser productivos.

Si tenemos en cuenta que un grifo abierto durante 5 segundos gasta un litro de agua, es muy necesario que pongamos en práctica algunos sencillos gestos que nos permitan ahorrar casi sin que nos demos cuenta, y entre los que se encuentran:

  • Cerrar el grifo siempre que no se esté utilizando, por ejemplo mientras te enjabonas las manos o lavas los dientes, y comprobar que al marcharnos se queda correctamente cerrado.
  • Hacer uso de los inodoros de doble descarga también nos ayuda a ahorrar agua.
  • Reducir el uso del aire acondicionado, usándolo solo cuando sea necesario y con una temperatura de entre 24 y 26 grados.
  • Comunicar cualquier tipo de fuga o avería que se detecten en los grifos de la oficina. Un grifo que pierde una gota por segundo, gasta una media de 30 litros de agua al día, lo que supone una pérdida irreparable.
  • Sentirse realmente concienciados de la importancia de ahorrar y de cuidar un recurso tan preciado como el agua.

Junto con la necesidad de poner en marcha estos consejos, también es importante implementar otra serie de medidas complementarias que ayuden al medio ambiente, como el uso de botellas de cristal, evitando así la utilización de botellas de plástico, cuyo reciclaje es mucho más costoso.

Y si no lo haces por el medio ambiente, hazlo por ti. Como te contábamos ya en nuestro Gi Well sobre la hidratación, como media la cantidad recomendable de ingesta de agua es de unos 2 litros y medio diarios. Son varios los estudios que revelan que el uso prolongado de la misma botella de plástico hace que los niveles bacterianos excedan los límites recomendados para el agua potable.

El cuidar los recursos naturales es cosa de todos, y ser conscientes de su valor, nos ayudará a cuidar nuestro planeta.

Comparte