La llegada del verano es el momento deseado por todos, donde planificamos nuestras vacaciones y donde esperamos encontrar el descanso necesario después de un intenso año de trabajo. Y es que según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), cerca del 40% de los trabajadores y más de la mitad de los empresarios sufren de estrés, lo que provoca el 30 % de las bajas laborales en nuestro país. Este mes en Gi Well queremos hablar de la necesidad de saber desconectar durante las vacaciones,con el objetivo de cargar nuestras pilas.

A medida que se va acercando la fecha de las vacaciones, es posible que nos sintamos desbordados y con menos energía para afrontar nuestras tareas del día a día. Dejar todo lo más organizado posible e intentar que nuestros compañeros tengan el trabajo resuelto, puede provocarnos un estado de estrés que debemos saber gestionar antes de nuestro merecido descanso estival.

Las vacaciones son muy necesarias para todos, ya que es fundamental hacer un alto en el camino con el objetivo de descansar y cargar pilas para retomar con energía nuestra rutina diaria. Y aunque nadie pone en duda la importancia de tomarnos unos días libres, no todos somos capaces de desconectar. Si ese es tu caso, vamos a darte unas claves para que tus vacaciones sean un momento en el que relajarse, disfrutando de la familia y los amigos.

  • Evita la procrastinación y acaba todas las tareas pendientes: Dejar las tareas para mañana no ayuda a irse de vacaciones con la mente centrada en desconectar. Es importante que dejemos el trabajo al día para evitar que acudan a nosotros mientras estamos fuera.

  • Descansa y haz lo que más te apetezca:

    Con nuestra rutina diaria, no podemos dedicarle tiempo ni al descanso ni a disfrutar de hobbies como la lectura, el cine o el deporte. Disfrutar de la familia es, sin duda, un lujo que debemos aprovechar durante nuestra etapa vacacional.

  • Vive sin horarios: Nos pasamos todo el año pendientes el móvil, del despertador y de las jornadas interminables de trabajo. Durante las vacaciones, deja de lado los horarios y vive sin prisas.

  • Desconecta del móvil: Aunque la tecnología es una de nuestras grandes aliadas, aprovechar los momentos de descanso para dejar la tecnología y el móvil de lado nos evitará sentir ansiedad.

  • Plantéate un retiro vacacional: Hay veces que irse de vacaciones no cumple con el objetivo de descanso, y después de unos días fuera, nos sentimos más agotados que al principio de nuestra marcha. De ahí que el acudir a los llamados retiros vacacionales, donde el tiempo es para dedicarlo a uno mismo, se hayan convertido en la alternativa perfecta para conseguir la deseada desconexión y renovación de energías.

  • No te incorpores justo después de volver de vacaciones: La aclimatación a nuestro día a día unos días antes de volver al trabajo, es fundamental para que la vuelta no se haga más dura de lo normal.

Esperamos con estos consejos, disfrutes de las vacaciones de la mejor manera posible. ¡Feliz verano!

Comparte