Encontrar el trabajo soñado no siempre es una tarea sencilla, de ahí que tengamos que estar atentos a todos los detalles que nos puedan ayudar a convertirnos en el candidato perfecto para nuestro reclutador.

En primer lugar, es importante que seamos conscientes de que el proceso de selección no finaliza tras hacer la entrevista, ya que el reclutador se encuentra tras ese momento en la fase de analizar toda la información recogida para determinar quién es el candidato ideal.

Con la exigente competencia que hay en la actualidad, en caso de dudas por parte del reclutador, el escribir un email de agradecimiento puede ser determinante a la hora de que el entrevistador elija tu perfil frente al de otros con características similares al tuyo.

En Gi Group te damos una serie de pautas que pueden serte útil si te decides a escribir un email de agradecimiento:

• Envía el email a la mañana siguiente de haber realizado la entrevista
• Tiene que estar dirigido a la persona que te entrevistó
• Presta atención a los detalles y sé breve y conciso
• Agradece al entrevistador el tiempo que invirtió en atenderte
• Refleja tu interés por el puesto y por la empresa
• Utilízala a la hora de estar pendiente del proceso de selección
• Si te quedó algo que aclarar o mencionar, aprovecha, es el momento

Recuerda, el email de agradecimiento, que tiene como principal objetivo el de causar una buena impresión de uno mismo frente a la persona que nos haya entrevistado, además de ser un signo de buena educación que nos ayuda a establecer un contacto futuro; puede ser vital a la hora de conseguir ese puesto de trabajo deseado. Pero ojo, no debemos ser “pesados” ya que muchas veces esa buena impresión puede convertirse en todo lo contrario y perdamos la oportunidad de acceder a ese puesto de trabajo que tanto deseamos.

Comparte