La OMS recomienda que los adultos dediquen al menos 150 minutos semanales a realizar una actividad física moderada. La practica regular de deporte es fundamental para prevenir y tratar enfermedades no transmisibles

Estamos en un mes de cambios, de buenas intenciones y de un nuevo comenzar. Las vacaciones nos llenan de energía y de sensaciones positivas, pero la vuelta no siempre es la esperada y para muchos es sinónimo de ansiedad.

En Gi Well queremos fomentar la importancia de hacer deporte, no solo para prevenir enfermedades, sino también para ayudar en los momentos de más estrés o ansiedad. Son numerosos los estudios que demuestran los efectos positivos del ejercicio y el bienestar psicológico de los trabajadores, y que defienden que promover la buena salud en el ámbito laboral disminuye el absentismo de los trabajadores y minimiza la pérdida de productividad.

De manera generalizada, todos sabemos de los beneficios de practicar ejercicio, y estos meses de vuelta a la rutina pueden ser un buen momento para adoptar este hábito e incorporarlo así a nuestra vida diaria. Sin embargo, entendemos que conciliar el trabajo y la familia con la realización frecuente de deporte puede parecer en ocasiones imposible por falta de tiempo.

¿Cómo compaginar la vida familiar, laboral y hacer ejercicio?

No siempre es necesario ir dos horas al gimnasio o salir a correr para hacer deporte. La OMS, como previamente hemos mencionado, habla también de ejercicio moderado, por lo que aquellas personas que no encuentran cómo compatibilizar trabajo, familia y práctica de deporte activa, tienen que buscar alternativas que les permitan hacer ejercicio sin perder un tiempo excesivo.

  • Elige subir por las escaleras en lugar de utilizar el ascensor o las escaleras mecánicas en tu casa, tu trabajo, el metro o cualquier centro comercial.
  • Busca alguna rutina sencilla de YouTube que te guste y que te suponga perder demasiado tiempo y busca un momento en casa para realizarla dos o tres veces por semana.
  • Procura prescindir del coche siempre que sea posible y opta por caminar para ir a la compra, para ir al trabajo, a recoger a los niños al cole… y adapta tus horarios y rutinas a ello.
  • Si te es posible, sal a dar un paseo a buen ritmo unos 15 minutos justo después de comer.
  • Cuando te llamen al móvil acostúmbrate a contestar de pie o dando pequeños paseos.
  • Dos en uno. ¿Estás enganchado a alguna serie? Aprovecha y haz ejercicios moderados mientras ves tu capítulo diario: sentadillas, lunges, levantar mancuernas, bici estática…
  • Si tienes niños organiza los fines de semana planes como ir al campo, andar en bicicleta, ir a la piscina…disfrutarás de tu familia a la vez que cumples con tu objetivo.

Es más fácil de lo que parece incorporar estos consejos a nuestra rutina y pronto veremos resultados, el principal…sentirte mejor.

Por todo esto, en Gi Group os animamos a que practiquéis deporte de manera habitual, ¡vuestra salud, tanto física como mental, os lo agradecerá!

Comparte