Llegan las fiestas navideñas y la mayoría de las empresas se preparan para celebrarlas junto a sus empleados. La Navidad es una fecha donde las compañías pueden fomentar la unión entre sus trabajadores gracias a iniciativas como la comida o la cena de Navidad. Este mes en Gi Well, queremos destacar la importancia de aprovechar la época navideña para mejorar el clima laboral de nuestra empresa.

Diciembre es un mes donde hacemos balance del año y donde nos fijamos nuevos retos y proyectos de futuro. Es una fecha donde celebramos la Navidad y las empresas aprovechan para estrechar vínculos tanto con sus trabajadores como con sus clientes y colaboradores.

Tradicionalmente la época navideña invita a la reflexión y a la unión con nuestros seres más queridos. Para las empresas, es el momento perfecto para desarrollar distintas iniciativas que favorezcan la unión entre sus empleados, lo que necesariamente se traduce en un mayor sentimiento de pertenencia y un mayor nivel de compromiso con la empresa.

Hoy en día hay numerosas actividades que podemos desarrollar que fomentan esa unión entre los trabajadores, no solo la tradicional comida o cena navideña, y que fortalecen ese espíritu de equipo. Celebrar una jornada al aire libre o participar en un escape room en un ambiente lejos del ámbito laboral siempre ayuda a relajar tensiones y a acercar posturas.

Durante el año nos vemos obligados a la rutina del trabajo y no tenemos la oportunidad de establecer relaciones más cercanas con nuestros compañeros. Las empresas encuentran en la Navidad el momento más oportuno para mejorar el clima laboral, algo que está estrechamente relacionado con el rendimiento del trabajador, y por ende, con la productividad de la empresa.

Además, durante las fechas navideñas las compañías tienen la posibilidad de agradecer a sus trabajadores la labor desempeñada durante el año, transmitiéndoles mensajes alentadores que les animen a mejorar de manera conjunta en el próximo año.

En definitiva, las celebraciones o los detalles en Navidad son herramientas que, bien gestionadas, pueden ayudar mucho a mejorar las relaciones en la empresa, a establecer un contacto más cercano con los jefes y a mejorar el clima laboral; tan importante en las organizaciones, ya que un trabajador feliz es un trabajador mucho más productivo.

Comparte