El pasado 17 de mayo se celebró el Día Mundial del Reciclaje, un día donde se persigue concienciar a la sociedad de la necesidad de gestionar los residuos de una manera adecuada, para proteger al medio ambiente y evitar que se produzca el temido cambio climático. Este mes en Gi Well, queremos incidir en la importancia de reciclar, no solo en casa, sino también en la oficina.

El reciclaje es una tarea que cada vez está más extendida en los hogares españoles, ya que nos hace sentir mejor y que por su sencillez pueden llevarla a cabo todos los miembros de la familia. ¿Pero, reciclamos en nuestro lugar de trabajo?.

Plásticos, envases, basura y toneladas de papel conviven con nosotros diariamente; de ahí que se haya convertido en fundamental el reciclar de manera responsable si queremos mantener a salvo nuestro planeta. El reciclaje favorece la reducción de la contaminación, nos ayuda a preservar los recursos naturales, fomenta la creación de puestos de trabajo y mejora nuestra calidad de vida.

Teniendo en cuenta que la mayor parte del día la pasamos en el trabajo, tanto la empresa como el empleado deben adoptar una actitud responsable frente al reciclaje, implementando medidas sencillas que permitan que el lugar de trabajo se convierta en un espacio más eficiente y respetuoso con el medio ambiente:

  • Colocación de papeleras o contenedores donde poder separar los distintos tipos de residuos. En el caso de que tu empresa no cuenta aún con estas facilidades puedes hacer la sugerencia al departamento de compras o servicios generales.
  • Habitualmente en todos los trabajos de oficina se consume muchísimo papel, muchas veces de forma innecesaria. Para evitarlo recuerda siempre que puedas mandar avisos vía electrónica, reutilizar el mismo como borrador, o imprimir a doble cara y a blanco y negro cuando sea posible.
  • Normalmente por temas de confidencialidad las oficinas suelen contar con máquinas de destrucción de papel, pero también existen empresas que colocan contenedores para papel en las oficinas y que luego ellas se encargan de destruir y de reciclar. Podría ser una buena idea si la cantidad de papel confidencial utilizada en tu lugar de trabajo es importante.
  • Identifica dónde está el punto limpio más cercano a tu lugar de trabajo, para periódicamente poder llevar las pilas consumidas, bombillas o tóneres de impresoras, en el caso de que no haya ninguna persona que tenga como tal asignada esta tarea en tu empresa.
  • Finalmente, por descontado, recuerda seguir las mismas pautas que sigues en tu hogar: apagar las luces de estancias vacías, no desperdiciar el agua, utilizar una botella de cristal en lugar de vasos de plástico de usar y tirar, etc.

Esperamos que estos consejos te ayuden a extender prácticas sostenibles también en tu lugar de trabajo, porque, aunque tengamos la impresión de que no es nuestra responsabilidad, todos hemos de aportar nuestro granito de arena para que abordar el reciclaje en la oficina con éxito.

Comparte