La ciberseguridad está de moda, y no solo porque sea uno de los perfiles más demandados en la actualidad por las empresas, sino porque cada vez más, la ciberseguridad forma parte de nuestro trabajo. Este mes en Gi Well os queremos enseñar algunas buenas prácticas que se deben adoptar para evitar posibles ataques cibernéticos.

Según apuntan algunos expertos en ciberseguridad, gran parte de los ciberataques se producen como consecuencia de un error humano, de ahí que la concienciación y la implementación de buenas prácticas se convierta en fundamental como medida de prevención.

Al margen de ser conscientes de la importancia de seguir las recomendaciones del departamento informático de la empresa, también se pueden tener en cuenta una serie de sencillos consejos que nos ayudarán a mantener la seguridad de nuestro trabajo a raya.

  • Contraseñas a salvo: Mantén siempre bien guardadas tus contraseñas, evitando que alguien pueda hacer un mal uso de ellas. ¡Nada de tener la contraseña indicada en un post-it encima de la mesa o similar!
  • Antivirus actualizado: Es fundamental que nuestro antivirus se mantenga siempre habilitado y actualizado con el fin de evitar futuras amenazas y mantener siempre nuestra información protegida.
  • Bloqueo del ordenador: Una práctica fácil de implementar por todos los empleados es la de mantener el ordenador bloqueado cuando no se está en el puesto de trabajo. De esta manera se evita que la información esté desprotegida cuando nos ausentamos del mismo.
  • Archiva la documentación sensible: Una costumbre extendida es la de dejar los documentos sobre la mesa no estando siempre bajo nuestro control. Es conveniente que la información permanezca bien guardada tras la jornada laboral, evitando así que cualquiera pueda tener acceso a ella.
  • Buen uso del wifi: Tanto dentro como fuera del trabajo, tenemos que cerciorarnos de estar conectados a una red que nos ofrezca las garantías necesarias. Asegurarnos en el caso de espacios públicos como cafeterías o aeropuertos de que la red es auténtica, es fundamental.
  • Cuidado con los USB: Es habitual que usemos memorias usb para guardar información, pero hay que evitar la utilización de memorias de las que no conozcamos su procedencia, ya que podrían ser una trampa para introducir en nuestro ordenador algún elemento malicioso que permita acceder a información confidencial.
  • Correo corporativo: Aunque podamos usar el correo corporativo en alguna ocasión puntual para un tema no laboral, hay que ser conscientes de que el correo corporativo es para uso profesional y hay que utilizarlo bajo unos parámetros. No abrir correos con adjuntos sospechosos, evitar el envío de spam o no dar acceso a nuestro email a otra persona, son algunas de las cosas a tener en cuenta.
  • Que no te puedan espiar: existen numerosos estudios sobre seguridad, que han encontrado malwares (softwares maliciosos) de ciberdelincuentes, dedicados al espionaje a través de las cámaras de portátiles u ordenadores de sobremesa. Tapar tu cámara con una tapa-web o una pegatina es la única forma 100% segura de proteger un equipo ante este tipo de amenazas.

Poniendo en práctica estos consejos, conseguiremos evitar que cualquier persona malintencionada perjudique y ponga en peligro la seguridad de nuestra empresa.

Comparte