Si queremos acceder al mercado laboral, habremos de superar cortes, barreras y no poca competencia. Diferenciarse del resto es primordial para lograr el objetivo deseado: conseguir el puesto de trabajo que queremos.

A las líneas de cortesía que escribiremos en el email y junto con el Curriculum Vitae que enviaremos, es aconsejable añadir también una carta de presentación, pues más allá de agenda y contactos, somos unos desconocidos para el resto del mundo.

CONSEJOS PARA ELABORAR UNA CARTA DE PRESENTACIÓN:

A continuación hacemos una relación de los consejos más importantes a tener en cuenta a la hora de escribir nuestra carta de presentación:

  1. La principal ventaja que nos ofrece la carta de presentación es la posibilidad de diferenciarnos. Para ello debemos de elaborarla nosotros mismos en lugar de utilizar la primera plantilla que encontremos en internet.
  2. Hay que tener en cuenta que la finalidad de la misma no es reproducir lo mismo que has indicado en el cv. Aprovecha este espacio para en primer lugar presentarte y mostrar tu interés por la vacante y por la empresa, en segundo lugar indicar cuáles son tus logros o cualidades que hacen que seas el candidato ideal para el puesto y finalmente para invitarles a leer tu cv y ofrecer tu disponibilidad para la realización de una entrevista.
  3. Como hemos visto anteriormente, la estructura de la carta de presentación es muy sencilla, por lo que evita largos discursos. Sé directo, conciso, seguro y positivo. Emplea frases sinceras y cortas para que despierten el interés de quien nos lee.
  4. Si dotamos a nuestra carta de presentación de un componente personal, la hacemos más empática. Por ello es mejor averiguar a quién va dirigida que poner el manido “Señor” o “Señora”. Los nombres propios acercan personas y además demostrarás tu interés y proactividad.
  5. Cuida el lenguaje. Las frases inconexas, las faltas de ortografía, los tiempos verbales y las frases subordinadas pueden hacer que pasemos el corte o que nos quedemos en el camino. Por otro lado, antes de enviar tu carta de presentación observa cuál es el lenguaje utilizado por la empresa para la que postulas. Así podrás adaptar tu carta de presentación, utilizando un estilo  similar.
  6. Nunca hables de expectativas salariales en tu carta de presentación. Si tenemos acceso al pequeño círculo de elegidos para ser el candidato final, será entonces cuando la empresa nos haga llegar sus intenciones.
  7. Es mejor enviar 10 cartas de presentación personalizadas que 100 aleatorias. Así podremos evidenciar que conocemos la empresa en la que queremos trabajar y cómo podemos ayudar con nuestra experiencia en el puesto que se oferta.

Todo suma y cuenta. Ser honesto, hacerse valer y diferenciarse del resto. La profesionalidad se demuestra con la experiencia acumulada pero también suma cómo reflejamos interés y cómo nos mostramos a quien busca contratarnos.

Comparte