Según estudio publicado recientemente por Clínica Baviera, el 26 % de las personas que usan más de 6 horas al día smartphones, tablets u ordenadores, sufren de fatiga visual. Este mes en Gi Well queremos daros unos consejos para prevenirla.

Se conoce como fatiga visual a aquellas molestias que se producen en el ojo cuando realizamos un sobreesfuerzo visual; como por ejemplo pasar varias horas seguidas delante de un ordenador, usar dispositivos electrónicos sin descanso, estar expuestos a una luz brillante o conducir.

La fatiga visual es un fenómeno muy común en la actualidad, ya que es normal que nuestros ojos se vean sometidos a multitud de estímulos tanto durante nuestra jornada laboral si tenemos un trabajo de oficina, como en nuestro tiempo libre con la proliferación de nuevos dispositivos tecnológicos.

Entre los síntomas más comunes de la fatiga visual se encuentran los siguientes:

  • Visión borrosa y dificultades para enfocar.
  • Dolor de cabeza.
  • Escozor, picor, lagrimeo o sequedad.
  • Hinchazón y enrojecimiento de los ojos, en ocasiones acompañado de lagrimeo.

Para evitar que la fatiga visual aparezca, es fundamental su prevención. Por ello te recomendamos que tomes nota de una serie de consejos sencillos que te evitarán que se manifiesten sus incómodos síntomas:

  • Usa la luz adecuada para cada una de las actividades que realizas. La luz natural tiene un efecto muy positivo en las personas ya que disminuye la sensación de encerramiento que el uso exclusivo de luz artificial produce. Pero siempre complementa la luz natural con otros puntos de luz, dado que dependiendo el momento del día es probable que la luz natural no sea suficiente. Sitúa además los puntos de luz artificial con una distribución uniforme, que evite deslumbramientos.
  • Comprueba que las pantallas de los dispositivos electrónicos que utilizas no tienen reflejos y que están completamente limpias Además evita colocar la el ordenador enfrente o de espaldas a las ventanas. La mejor posición es de forma perpendicular a las mismas.
  • Debes mantener cierta distancia respecto al dispositivo que estés utilizando. Por ejemplo, la pantalla del ordenador durante nuestra jornada de trabajo ha de estar situada a una distancia entre 50 y 60 centímetros.
  • Realiza descansos cuando empieces a notar molestias en los ojos, siendo recomendable la detención de la actividad cada hora, fijando enfoques diferentes.
  • Ante los síntomas de fatiga ocular, parpadear, masajear los ojos con una crema hidratante haciendo suaves círculos por el contorno de los ojos con los párpados cerrados o lavarlos con agua un poco fría, son algunos consejos que suelen funcionar. Otro muy efectivo es, sentarse correctamente y mirar al frente. Después, sin mover la cabeza, desviar la mirada todo lo posible hacia la izquierda y luego a la derecha.
  • Aplícales frío. Túmbate y ponte una máscara de frío (caliéntala con las manos si acabas de sacarla de la nevera y está a muy baja temperatura) y mantén los ojos cerrados durante unos 10-20 minutos. ¡Notarás los resultados!

Hoy en día, el uso continuado de los dispositivos electrónicos provoca la fatiga visual más común, también conocida como Síndrome Visual Informático; por lo que es necesario concienciarnos del uso limitado que debemos darle a los ordenadores, los smartphones y las tablets si queremos mantener una buena salud ocular.

Comparte