Hoy en día, el uso de redes sociales como Facebook, Instagram o Twitter es algo habitual para poder compartir información o para poder interactuar con personas afines a nosotros. Según datos de la AIMC (Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación), el 80,3 % de los internautas españoles utiliza las redes sociales. En Gi Group queremos incidir en la importancia de dar a las redes sociales el uso correcto, ya que, algunas opiniones o actitudes pueden perjudicarte a la hora de encontrar un futuro empleo.

Actualmente, los entrevistadores y reclutadores no solo se fijan en el perfil del candidato, en su CV o en su experiencia previa. Cada día más, las empresas buscan información de sus futuros trabajadores en internet, de ahí que vigilar las redes sociales se haya convertido en algo habitual en los departamentos de Recursos Humanos.

Aunque todos defendemos la libertad de expresión y podemos hacer y decir lo que creamos oportuno, es importante que cuidemos nuestra identidad digital si queremos que nos consideren para determinados puestos de trabajo. No todo vale, y algunos comentarios o comportamientos, pueden jugar en nuestra contra. No solo a la hora de encontrar un nuevo trabajo, sino también para mantener el que ya tenemos.

En este sentido hay que tener en cuenta que las empresas se preocupan en indagar en los perfiles de las redes sociales de sus posibles empleados porque se ha comprobado que es la manera de conocer más fielmente la personalidad del candidato. Los reclutadores se fijarán en las fotos que compartes, en el tono de tus comentarios, en tus intereses o en la manera de relacionarte con el resto de usuarios. En definitiva, de comprobar si tu personalidad encajará con el equipo de trabajo y empresa a la que podrías incorporarte.

Por todo ello es fundamental que tengamos en cuenta algunos consejos genéricos que nos ayudarán a la hora de mantener una correcta identidad digital.

  • Cuida la privacidad de tus cuentas, evitando que tus fotos o tus comentarios puedan malinterpretarse por estar al alcance de todo el mundo.
  • Vigila lo que dices y cómo lo dices. No se trata de ser una persona que no eres, sino de ser prudente y mantener una imagen personal atractiva para cualquier reclutador.
  • Evita los conflictos. Las redes sociales pueden tener un gran potencial, por eso la clave está en debatir con respeto, no en discutir e insultar.
  • Cuida tu vocabulario, tu redacción y tu ortografía. Hoy en día hay pocas cosas que queden peor que leer algo con faltas de ortografía. Es fundamental que seamos conscientes de que cometer faltas puede ser motivo de descarte en un proceso de selección.
  • No te metas en temas políticos y religiosos. Hay temas que generan controversia y es mejor evitarlos.
  • No critiques públicamente a tu empresa o jefe: Ésta podría sancionarte o incluso despedirte por comentarios injuriosos o humillantes. Además, no es buena idea, ya que puede fomentar una mala imagen y no gustar a los responsables de selección de otras empresas que a priori se podrían haber interesado en tu perfil profesional.

Has de tener en cuenta que tu huella digital es la imagen que proyectas a través de internet y que cada día más se trata de una herramienta valiosa para las empresas especializadas en selección y para responsables de Recurso Humanos. ¡Únicamente has de tener cuidado: piensa dos veces antes de publicar algo y que no te descarten por tu huella digital!

Comparte